Diferencias entre los fondos de inversión value, growth y blend

Diferencias entre los fondos de inversión value, growth y blend

La demanda de fondos de inversión ha aumentado significativamente en los últimos años. No obstante, no todos estos productos se rigen por unas mismas directrices de inversión, sino que cada uno tiene sus particularidades.Tres de los tipos de fondos más populares son los value, growth y blend, y es importante conocer sus características para valorar cuáles son los que mejor se ajustan a nuestras necesidades como inversores. 

Tabla de contenidos

El amplio universo de los fondos de inversión

Hay un gran abanico de fondos entre los que podemos elegir a la hora de formar nuestra cartera de inversión. Desde monetarios, de renta variable, renta fija, mixtos, etc. Pero, paralelamente, podemos distinguir entre fondos de inversión growth, fondos de inversión value o fondos de inversión blend. Esta categorización hace referencia al tipo de empresa en el que invierte cada fondo

Fondos de inversión growth: apuesta por los activos con gran potencial a largo plazo

Los denominados como fondos de inversión growth, son aquellos que están diseñados para invertir en empresas en fase de expansión que se prevé que pasarán por un proceso de crecimiento en los años venideros. Por tanto, en la estrategia de inversión no se tiene especialmente en cuenta el precio de la acción, sino que se rige por las perspectivas de crecimiento que ofrece la empresa.

En principio, los inversores que optan por este tipo de fondos buscan acciones de empresas cuyo crecimiento de ventas y un PER es más elevado que el que ofrecen las empresas value.

Uno de los sectores más habituales en los que puedes encontrar fondos de inversión growth es el tecnológico. Las compañías que trabajan en este sector son más volátiles y sus ingresos son menos estables. Es habitual que en la cartera de estos productos estén compañías tan conocidas como Apple, Google, Facebook o Microsoft.

Fondos de inversión value: los que se centran en valores infravalorados por el mercado

Por otra parte, en el mercado se pueden encontrar los fondos de inversión value. ¿Cuál es la particularidad de este vehículo de inversión? Principalmente, son los que identifican a compañías que, a priori, están infravaloradas por sus características financieras

A pesar de que, en principio, parezca arriesgado apostar por empresas que no pasan por un buen momento de cotización, son una inversión a tener en cuenta. Los inversores que optan por los fondos value ignoran el market timing concreto por el que pasa el mercado y apuestan por poner su dinero en empresas consideradas como un valor que será reconocido en el tiempo, aunque en ese momento no tengan un gran nivel de cotización.

En las carteras de estos productos se encuentran empresas que pertenecen a sectores maduros, como la alimentación, eléctricas, farmacéuticas y que cuentan con mayor estabilidad.

Fondos blend: ¿el equilibrio entre los dos estilos?

Una tercera categoría de fondos de inversión son los blend. Estos vehículos son aquellos que invertirán tanto en empresas de valor como de crecimiento. De este modo, no es necesario elegir un tipo de empresas solamente, dado que estos fondos nos dan la posibilidad de combinar los dos estilos de inversión. Será el gestor el que tome la decisión de cuál es el mejor instante para invertir en un tipo de compañía u otra

Así, si te decantas por estos fondos podrás invertir tanto en empresas que están en crecimiento como en compañías más consolidadas cuya cotización en el mercado está por debajo de su valor. Por lo tanto, tendrás la oportunidad de combinar dos estilos de inversión y potencialmente puedes generar más beneficios a largo plazo. 

 

¿Cuál es la mejor opción para tus inversiones? 

Tras conocer cómo se componen todos estos fondos, cabe plantearse cuáles son los más interesantes en aras de invertir para conseguir unos rendimientos más elevados. Lo cierto es que no tienes por qué quedarte solamente con uno de ellos. De hecho, como en cualquier decisión de inversión, lo más aconsejable es diversificar.

Una de las opciones que plantean los asesores patrimoniales es la de crear una cartera diversificada que te proporcione beneficios a largo plazo incorporando fondos de ambos estilos. Por otra parte, elegir fondos blend permitir que sea el gestor quien decida dónde invertir en cada caso con menos limitaciones también puede ser una opción recomendable. 

De todas maneras, hay que tener en cuenta que, a la hora de realizar inversiones beneficiosas a largo plazo, muchos optan por los fondos de valor. Especialmente en ciclos económicos no expansivos. 

Por el contrario, en épocas de desarrollo económico, la tendencia es decantarse por los fondos growth por su particular rendimiento en este tipo de contextos. Lo importante es contar con toda la información y asesoramiento posible para tomar la mejor de las decisiones.

La idea es no caer en pérdidas que puedan lastrar la situación financiera individual. En este sentido, no solo es importante saber delegar en los profesionales de la inversión más adecuados, sino también fomentar la educación financiera propia y pensar en enfoques estratégicos orientados al largo plazo.

La diversificación e idear una apuesta a 3 o 5 años con fondos de inversión son clave para conseguir los objetivos financieros que se han trazado previamente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otros artículos